Frases

1- Nike es la cultura.

2- ¿Qué hace que abandone a su mujer, por fea, un ciego?
Tu ganga de morondanga te apartó por no saber.

3- Etcheverry es tu cielo.

4- El diablo está en el cielo.

5- ¿Qué hace que abandone a su mujer, por fea, un ciego?

6- La muerte  y yo
y siempre Dios contra todos.

7- Van a ver quién se como a quién esta vez,
la piba esa, él y un atún.

8- Para estar en dios hay que bailar de amor.

9- Sólo le pido a la vida que no me duela
y no estar aquí si cae más mierda del cielo.

10- El tesoro que no ves,
la inocencia que no ves,
los milagros que van a estar de tu lado
cuando comiences a leer de los labios
y a ignorar los embustes y gustar
con tu lengua de las aguas que son dulces.

11- Me gustan tus ojos, me gusta tu piel y tus mejillas
pero no me gustan tus puntos de vista, amor.

12- Te digo adiós, para bromear
"Que el señor te rebendiga"

13- Si no hay amor que no haya nada entonces.

14- Así siempre como entrás...salís,
¡Check in-check out!

15- La larga sombra que vi es la de mi pasado,
un paraíso de amor que viví en el corazón del infierno.

16- Va a llegar ese día en que se desvanezcan tus alegrías.


17- El tonto nunca puede oler al diablo.

18- Si mis minutos parecen siglos cuando te vas
es porque al quedarme solo veo toda mi idiotez.

19- Me va alumbrando la luz de los que no respiran.

20- El places es tan oscuro como el culo de un topo negro.

21- Mis minutos parecen siglos cuando te vas.

22- Nadie es capaz,
no pueden borrar mis recuerdos,
nadie es capaz de matarte en mi alma.

23- Sus besos son suaves bendiciones.

24- No puede servirme en nada
ganar todo el mundo así,
si pierdo mi alma.

25- Si va a pasar algo conmigo
quiero que sea en libertad... ¡Allá afuera!

26- Esa rata pelirroja es hija de croatas y me hechizó.

27- Si pierdo mi alma nada va a estar bien.

28- No quiero ver mas gruesa del llavero,
ni mirar la pared si el pasarela grita
para tapar los quejidos y lamentos...
¡Ya nunca más!

29- Lo setenta fueron tres putos años nomás.

30- Muchos infiernos diversos vi
y sin embargo yo aquí paseo,
voy apilando puteadas
y sigo ofreciendo mis gentilezas.

31- ¡Nunca ya voy a olvidarte, Pablo... nunca!

32- Un pobre diablo yo sé que soy,
que va a la vida con arrogancia,
en fin...y gracias a Dios ¡Por Dios!
No sigue nadie con mis consejos.

0 comments

Publicar un comentario en la entrada